Física cuántica para los pobres de espíritu

sábado, 23 de agosto de 2008

Scott Walker - Scott (1967)


Cuando Noel Scott Engel, tal su verdadero nombre, recibió a principios de 1965 una notificación del ejército de Estados Unidos para alistarse en sus fuerzas, huyó de su país natal para instalarse en Inglaterra. En 1967, una vez más, decidió huir. Esta vez fue del éxito que había alcanzado con el grupo que lideraba, The Walker Brothers -que de hermanos no tenían nada- para dar por finalizada su etapa como baladista pop y comenzar una singular carrera como solista. Durante ese año, Walker editó "Scott", su primer trabajo donde presentó todas las obsesiones que profundizaría en su obra posterior: letras existencialistas -influenciadas por Jean Paul Sartre y Albert Camus, autores que descubrió cuando llegó a Europa- una gran capacidad como arreglista, apropiación del repertorio y de gran parte de los tics de Jacques Brel -es imposible imaginar algo más fuera de lugar durante el psicodélico año 67, que un chico de 24 años interpretando canciones de Brelal frente de una orquesta- y sobretodo, una voz excepcional. Su discografía continuó con "Scott 2"(1968) "Scott 3" y "Scott 4"(1969). Esta tetralogía instaló a Walker como una figura de culto, lejos del suceso que había conseguido con su banda, pero admirado incondicionalmente por sus colegas. Un arquetipo del crooner oscuro y misterioso, que con el tiempo se transformó en una referencia ineludible para cantantes como David Bowie, David Sylvian, Marc Almond, Nick Cave, Stuart Staples, Neil Hannon, y Jarvis Cocker.

Durante los 70's Walker solo participó en un disco perdurable, y este fue "Nite Flights" de 1978. Este disco anómalo, fue el último que editaron unos Walker Brothers que habían regresado sin pena ni gloria en 1975, y contó con la particularidad de que solo las primeras 4 canciones fueron compuestas por Scott. Mientras que estas son fantásticas, y sin dudas, están a la altura de lo mejor de la década, las canciones restantes son absolutamente intrascendentes. A partir de la decepción que representó esta fallida reunión, Scott Walker prácticamente desapareció de la escena.

En los últimos 30 años solo editó 3 discos, que por la extrañeza de su naturaleza -intrincados, densos en el peor sentido de la palabra, tan personales como insoportables, y lo peor de todo, mortalmente aburridos- y por la inaccesibilidad de su interprete, han acrecentado la leyenda de Walker hasta limites insospechados. De esta manera, este músico se ha convertido en una especie de mito viviente, que ya no solamente goza del respeto de sus camaradas, sino del beneplácito de gran parte de la prensa. Por supuesto, yo me quedo con la primer parte de su carrera, donde Scott no necesitaba dar golpes bajos para deslumbrar.

Track List:
01. Mathilde
02. Montague Terrace (In Blue)
03. Angelica
04. The Lady Came From Baltimore
05. When Joanna Loved Me
06. My Death
07. The Big Hurt
08. Such A Small Love
09. You're Gonna Hear From Me
10. Through A Long And Sleepless Night
11. Always Coming Back To You
12. Amsterdam

7 comentarios:

Mari dijo...

Hola, estoy buscando hace mucho una canción romántica en ingñes que empieza con: "hey little girl... " y las siguientes estrofas comienzan igual, la vos del cantante es suave y varonil.....pero no la encuentro, me podrías ayudar?

old-fashioned lover dijo...

Hola Mari,
La canción se llama así, "Hey Little Girl", y es de un grupo australiano de los 80s que se llama Icehouse.

Saludos.

Carlos dijo...

Cuánto me alegra saber que este blog sigue, y a mi juicio, mejor que nunca...
Tremendo abrazote a Old-Fashioned Lover.

old-fashioned lover dijo...

Gracias Carlos.
Saludos.

old-fashioned lover dijo...

Scott:

http://sharebee.com/b2ac62ff

Anónimo dijo...

The eighties was a great and wonderful era to have grown up in or lived in!
[url=http://www.theeightiesfashion.com/]80's clothing[/url]

spellbound dijo...

Spam or joke? Nevermind, I love the eighties too ;)